Buscar
  • Marco Antonio Rueda

Hábitos para fortalecerte emocional, mental y físicamente.


Todos hemos alcanzado ese punto crucial en nuestra vida donde nuestra fuerza mental es puesta a prueba. Donde se debe aprender cómo ser fuerte, bien sea por las buenas o por las malas. Puede ser por un amigo o compañero tóxico, un trabajo que detestas o una relación conflictiva. Cualquiera que sea el reto, tienes que aprender cómo ser fuerte, debes cambiar la forma de analizar las cosas y tomar decisiones si deseas superar estos momentos difíciles exitosamente.


Romper con los moldes y tomar un camino totalmente distinto requiere de ese esfuerzo de más, de esas agallas y atrevimiento que solo lo tienen las personas que han aprendido eso de cómo ser más fuerte. Es por esto, que es fascinante ver como estas personas se distancian del resto del mundo; cuando todos vemos barreras impenetrables, ellos ven oportunidades y retos por vencer.


Cuando la fabrica de Thomas Edison se quemó por completo en 1914, destruyendo prototipos únicos y generando pérdidas por 23 millones de dólares; su respuesta fue simple: «Gracias a Dios todos nuestros errores se quemaron. Ahora podemos empezar de nuevo» Su reacción demuestra que este tuvo que aprender cómo ser fuerte, el significado de tener fortaleza mental; muestra cómo tomar un desastre y convertirlo en una oportunidad de negocio.


Existen hábitos que puedes desarrollar y que te pueden ayudar a aprender cómo ser fuerte. De hecho, las características y hábitos que verás a continuación son estrategias que tú puedes empezar a implementar hoy mismo:


1. Ser emocionalmente inteligentes:


La inteligencia emocional es la piedra angular de cómo ser fuerte.

Tú no puedes ser mentalmente fuerte sin tener la habilidad para entender y tolerar emociones negativas, y luego hacer algo con ellas. Aquellos momentos que están probando el poder de la mente, al final, están probando tu inteligencia emocional (EQ)

A diferencia de tu IQ, el cual ya está establecida, tu EQ es una habilidad flexible que puedes mejorar con entendimiento y esfuerzo.


No resulta extraño que 90% de las personas más productivas tengan un EQ alto, y las personas con un EQ alto ganan más en comparación con aquellos que tienen un EQ bajo.

Des afortunadamente habilidades como la inteligencia emocional están escasas; TalentSmart ha hecho pruebas a más de un millón de personas, y ha encontrado que solo el 36% son capaces de identificar sus emociones a medida que ocurren.


2. Tienen confianza en sí mismos:


Es reconocer que tu mentalidad tiene un efecto poderoso sobre tu búsqueda cómo ser exitoso en la vida. Esa filosofía no es simple motivación, es un hecho. La verdadera confianza, a diferencia de esa que utiliza la gente para camuflar sus inseguridades y temores, tiene su propia mirada. La gente mentalmente fuerte tiene una ventaja sobre el resto de personas, que desconfían y que sienten miedo, ya que la confianza en si mismos y su seguridad inspira a los demás, y los ayuda a que las cosas se hagan realidad.


3. Neutralizan personas tóxicas:


Lidiar con personas difíciles es frustrante y agotador para la mayoría. A diferencia del resto, las personas mentalmente fuertes logran manejar sus relaciones con personas tóxicas manteniendo sus emociones controladas.


Cuando ellos deben confrontar una persona tóxica, lo hacen de una forma racional; logran identificar sus emociones y no permiten que la rabia ni la frustración se adueñe de la situación. De igual forma, ellos son capaces de identificar puntos en común y desde allí ofrecer soluciones al problema.


4. Asumen el cambio:


Las personas que son mentalmente fuertes tienen la habilidad de ser flexibles y estar constantemente adaptándose. Ellos entienden que el miedo es un sentimiento que paraliza, y una amenaza para su búsqueda de cómo ser felices en la vida; así que ellos decidieron salir a buscar el cambio que se aproxima y desarrollaron un plan que se ajuste a dichos cambios.


Solo cuando asumes el cambio, logras entenderlo y disfrutarlo. Necesitas tener una mente y brazos abiertos si tienes pensado reconocer, actuar y capitalizar las oportunidades que vienen con el cambio. Debes entender que estás destinado a fracasar si continúas haciendo lo mismo de siempre, y que el simple hecho de ignorar el cambio no hará que este se vaya…


Al final, la definición de locura es hacer una y otra vez la misma actividad y esperar que los resultados sean distintos.


5. No tienen miedo en decir no:


Un estudio realizado por la Universidad de California en San Francisco mostró que entre más se te dificulte decir que no, es más probable que sientas estrés, desespero, e incluso depresión.


Las personas que han aprendido cómo ser fuerte mentalmente saben cómo decir no, ya que, no solamente es sano, sino que esto cultiva su autoestima siendo lo más claros posible desde un principio.


Personajes mentalmente fuertes:

Cuando llega el momento de decir que no, las personas mentalmente fuertes, evitan frases como «no creo que pueda…» o «no estoy seguro…».

Ellos dicen no desde un principio, porque saben que al hacerlo de manera contundente, se comprometen con sus otras actividades y les permite enfocarse en ellas.

Ser mentalmente fuerte también implica decirse no a uno mismo; implica postergar la gratificación y los impulsos que tanto hacen daño.


6. Saben que el miedo es la principal fuente de arrepentimiento:


Al final de tus días te arrepentirás más por las decisiones que tomaste, que por aquellas que te condujeron al fracaso en tu vida. No temas tomar riesgos y asumir la vida activamente.

La gente a menudo pregunta, ¿qué es lo peor que puede pasarte en tu vida? ¿Va a matarte? Sin embargo, la muerte no es lo peor que puede ocurrirte; lo peor que puede suceder es permitirte morir, morir aún cuando estás en vida.


Es necesario tener una gran consciencia de ti mismo para caminar por la delgada linea que existe entre el recordar y el vivir. Cuando decides vivir en tus errores, lo único que estás haciendo es enfocarte en el lado negativo de las cosas, mientras que olvidar por completo hace que tiendas a repetirlos.


La clave para llevar un balance es tomar tus errores y convertirlos en fuentes de aprendizaje; asumirlos con esta perspectiva te permite asumirlos como experiencias.


7. Asumen el fracaso como parte del proceso:


Ser mentalmente fuerte significa entender que el proceso para alcanzar el éxito está cubierto de fracasos. Ninguna persona que alcanzó el éxito, lo hizo sin antes vivir y asumir el fracaso.


De hecho, reconocer que estás equivocado te ayuda a encaminarte en el camino hacia el éxito. ¿Nunca te ha pasado que tus grandes avances y descubrimientos se dan cuando estás frustrado, asumiendo momentos difíciles y lleno de dudas?

Esto sucede porque la frustración te obliga a pensar diferente, a mirar por fuera de la caja y considerar la solución que no tenías en cuenta.


8. Sin embargo, no se quedan en el fracaso:


Cómo ser fuerte emocionalmente implica entender que, dependiendo dónde enfocas tu atención, allí se definirán tus emociones.

Cuando, por ejemplo, solo piensas en los problemas que estás enfrentando, automáticamente estás creando y prologando tus emociones negativas y el estrés, situación que afecta tu rendimiento.


Ahora, cuando te enfocas